Sanciones y multas por ofender la bandera de España

El Consejo de Ministros ha aprobado una nueva sanción que castigará a todo aquel atente u ofenda al enseña nacional, a las comunidades autónomas, los símbolos y el himno nacional en cualquiera de sus formas. Así lo ha anunciado Jorge Fernández Díaz del PP durante la presentación de la Ley de Seguridad Ciudadana y que responde a muchos reclamos que se habían venido presentando con relación a las ofensas que la bandera de España recibe cada vez que hay una protesta o cuando se pita el himno en cualquier acto o evento público.

Para Jorge Fernández, una ofensa a la bandera de España puede ser cuando se presente una manifestación y a continuación se hagan consignas o se muestren pancartas donde claramente se vea una falta de respeto al país, las comunidades o los símbolos y por supuesto a la bandera. Todo esto va a ser considerado como una acción grave y quien lo lleve a cabo tendrá que pagar una multa que va desde los 1.001 a los 30.000 euros, lo que significa que quienes participen en actos o manifestaciones y consideran realizar cualquier ofensa, tendrán que pensarlo dos veces.

Se ha aclarado también que en la ley no está establecida la sanción para aquellas personas que piten el himno en un estadio de fútbol, ya que de hecho, este comportamiento irrespetuoso ya está contemplado en la ley contra la violencia en el deporte, donde de igual forma los infractores deberán pagar una multa, en este caso de hasta 650.000 euros. Asimismo también se indicó que las consignas contra España o alguna comunidad autónoma, no están consideradas como infracciones, siempre y cuando estas se lleven a cabo dentro del marco legal y sin llegar a la violencia.

Por supuesto que todo ello se puede prestar para múltiples interpretaciones, por lo que desde el interior del gobierno admiten que se deberá esperar un poco a ver cómo se desarrolla la ley, sin embargo es seguro que quien se atreva a quemar la bandera de España en un acto público, será considerado como un infractor de la ley y en consecuencia será sancionado. En todo caso la nueva ley daría facultades a las autoridades policíacas, así como al ejecutivo, para hacer respetar la ley, algo que anteriormente no tenía manera de hacerlo.

Se menciona también que con la integración de esta nueva ley sobre las ofensas a España, el gobierno estaría dando respuesta al sector más conservador de la sociedad, a esperas de que en los próximos meses se comience a hablar fuertemente de la ley de aborto. Ante estos hechos, ha habido reacciones de quienes consideran que las multas de hasta 600.000 euros están fuera de cualquier proporción, lo que ha obligado al ministro a reducir algunas de las sanciones, no obstante que las más conocidas se han mantenido con el calificativo de graves y que en este caso alcanzarían los 30.000 euros como sanción. Habría que preguntarse si con la situación económica actual, que sucedería con una persona que incumpla la ley y no tenga el efectivo para pagar la multa; ¿Seria remitido a prisión o se le condonaría la ofensa?

Sanciones bandera de EspañaNo solo eso, uno de los puntos más polémicos que se tocan en esta nueva ley y que de hecho ha sido muy criticado por los opositores, tiene que ver con que estas infracciones son impuestas por decisión de la administración. En otras palabras, bastará con lo dicho por un policía para sancionar a una persona por estos delitos y la intervención del juez no seria necesaria, no tanto porque no quieran, sino porque el gobierno los ha sacado del juego, toda vez que en el pasado le han dado la razón a los ciudadanos con relación a manifestaciones no autorizadas o los reclamos contra políticos.

Por su parte la Vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho que la corrupción ha sido uno de los motivos de que se lleven a cabo las protestas en las calles donde se agravia a la bandera de España, por lo que de algún modo estarían justificando una ley represiva de las protestas y que todavía deja muchos cabos sueltos en el sentido de si se trata de bloquear la libertad de expresión de los ciudadanos y con ello calmar un poco el entorno de descontento social que se vive en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *